30/05/2014 Para sus heladerías de calidad, Conad ha elegido el mantecador Staff Ice System08/05/2014 La Heladería del futuro es Self Service

La revista

Saber para hacer: Sorbete de Energy Drink

Dar una definición precisa de Energy Drink es relativamente fácil; en cambio, clasicar esta popular bebida en una categoría bien definida es un poco más complicado, debido a la ausencia de una legislación al respecto. La Energy Drink o Bebida Energética, “Bebida Estimulante “, desde luego no debe ser confundida con las Bebidas deportivas o “suplementos hidrosalinos”, cuyo objetivo es reponer el agua y minerales en el cuerpo, perdidos durante la actividad física intensa. 

El panorama de estas bebidas es muy amplio, y son muy numerosas las marcas disponibles en el mercado mundial (se vende en no menos de doscientos países). El segmento de las Energy Drinks y Sport Drinks juntas ocupa un poco más de 3% de mercado total de los refrescos (o Non alcholic Beverages) con un valor aproximado 17.000 millones de euros (datos 2013). Según las previsiones de Zenith International, se espera que el mercado mundial de la Energy Drinks alcance este año 6,5 mil millones de litros. Su éxito se debe principalmente a un tipo particular de comercialización, el llamado “Buzz-Marketing” (definido por Garzanti como un “conjunto de operaciones de marketing no 

convencional, en las cuales se que utilizan la web: blogs, foros, redes sociales, etc. para hablar acerca de un producto o servicio con el n de aumentar su notoriedad“), que es lo mismo que hablar de marketing boca-a-boca. Es decir, estrategias de comunicación “empujadas”, que nos llevan a creer que, bebiendo esta mezcla de ingredientes, se puede obtener la energía que de otro modo no se podría obtener, a menos que se coman o beban otros ingredientes y sustancias naturales en grandes cantidades. 

La mezcla en cuestión es un concentrado de cada “principio activo” de estas sustancias y/o ingredientes. La composición de las Energy Drinks varía según el fabricante, pero se pueden clasicar algunos de los ingredientes que están presentes en estas bebidas, en diferentes cantidades. El agua es el elemento principal de toda Energy Drink presente en el mercado, con un porcentaje de aproximadamente 85% del total los ingredientes, según las dosis de estos. 

En la categoría de las sustancias estimulantes (tonificantes, antioxidantes) tenemos a la cafeína, presente en una proporción de aproximadamente 80 mg por lata de 250 ml; después, en cantidades variables, es posible encontrar al extracto de ginseng, guaraná, etc. 

Es interesante recordar que un espresso (o moca) contiene de 40 a 80 mg de cafeína, de acuerdo con la calidad del café (Arábica, Robusta o Deca), la temperatura del agua y el tiempo de infusión. En una taza de té (150 ml), hay 40/50 mg, mientras que en las bebidas tipo cola, aproximadamente unos 30/50mg (250 ml). El Ginseng, “Jin Chen” u “hombre-raíz”, es una planta originaria en la antigua China y Corea, y no requiere comentarios adicionales sobre los beneficios que aporta. La guaraná, es una planta nativa de la Amazonía que proporciona una cantidad de cafeína mucho más alta (5,4%) a la del grano de café. Luego encontramos sustancias que pertenecen a la categoría 

de aminoácidos (sintetizadores de proteínas), tales como la taurina, aunque la composición no es idéntica. El nombre proviene del hecho de que se descubrió por primera vez en la bilis del toro, pero está presente también en la bilis humana y naturalmente en la leche, pescado, carne, huevos, atún, etc. 

También contienen vitaminas del grupo B, importantes para la transformación de los carbohidratos en energía, junto con minerales e hidratos de carbono, principalmente sacarosa y glucosa, dos azúcares que conocemos bien, en un porcentaje ligeramente superior al 10%, esencialmente tienen el mayor “peso” en este tipo de bebida. Bajo la denominación de “Otros ingredientes” pueden reportarse los aromatizantes, colorantes, acidi cantes y el dióxido de carbono. Una “argumentación independiente” en relación a las Energy Drinks es difícil, porque sería como adjudicarse el derecho de determinar el límite entre lo que es o no bueno; dejo esta tarea en mano de los padres y los médicos, y me limito a proponer un sorbete que utiliza algunos de los ingredientes de Energy Drinks disponibles en el mercado, llegando a un compromiso entre estructura y sabor. Este último puede ser muy especial debido a que, al utilizar ingredientes frescos para aportar los principios activos, la mezcla resultante puede necesitar de “correcciones” personales. 

Por esto no hay problemas, con la cúrcuma, el jengibre, yogur, dulce de leche, etc. son innumerables ajustes que se pueden hacer. El procedimiento es el habitual, se pasteurizan todos los componentes de la receta, se procede con la maduración y luego con la mantecación. La temperatura en bandeja es de alrededor de -13 °C/-15 °C, con un overrun de aproximadamente 20%. Como nombre, propongo “Energy Drink Sorbet”, que puede funcionar en todos los mercados. 

Login